Suscribirme

5 etapas que determinarán el éxito de tu negocio

22 julio, 2020
jmrebollo

El éxito de un negocio cuenta con miles de factores. Entre ellos destacan: el tener un buen producto y dar un buen servicio, cuidar al cliente y saber en qué momento tenemos que reaccionar para anticiparnos a los problemas. La imagen de tu empresa es primordial y trabajar en ella es implicarse en muchos aspectos diferentes. No obstante, podemos establecer hasta 5 etapas diferentes que determinarán el éxito de tu negocio. Etapas que deben trabajarse individualmente para que las cosas salgan de manera organizada y fluida.

5 etapas que determinarán el éxito de tu negocio

Primera etapa: el propietario lo hace todo

En una primera etapa, empezamos casi sin recursos. El propietario es el encargado de absolutamente todo, de vender la empresa, de hacer los trabajos, de la facturación o de las campañas publicitarias.

Todos los inicios son duros, así pues, no es de extrañar que el trabajo y las horas que se invierten en esta etapa, sean muchas. Así, la semana de trabajo puede ser de hasta 60 horas. Además, hay que tener en cuenta que el nivel de ingresos durante la primera etapa es bajo. Normalmente estos ingresos vienen justos para pagar facturas y demás. Los ingresos pueden fluctuar mucho, en parte por estar tan ocupado en los trabajos actuales que no se tiene tiempo para buscar nuevos trabajos por otras vías. 

Segunda etapa: comenzar a delegar

Las cosas empiezan a complicarse cuando hay más de dos trabajos considerados como importantes o grandes. Sí, trabajos que duran más tiempo y que requieren que te desdobles por completo. Tienes la opción de no abarcar más de lo que puedes cubrir, pero está claro que, si tu idea es crecer, no deberías rechazarlo. No obstante, también eres consciente de que solo será imposible, hay demasiadas cosas por hacer en la empresa.

Esta segunda etapa es la etapa en la que empiezan las contrataciones. La etapa en la que comienzas a delegar. La primera contratación a tiempo completo suele estar relacionado con el trabajo en sí, mientras que la ayuda administrativa se emplea a tiempo parcial.

Para seguir avanzando, sería positivo que te dedicaras a los trabajos de venta. Formarse un poco más en la gestión de un negocio, en aspectos como la definición de costos, gastos generales y cómo estimar mejor y administrar el tiempo, tanto suyo como el de sus empleados.

Tercera etapa: estabilidad en el negocio

Es una etapa muy próspera. Una etapa en la que los ingresos entran rápido. Hay una entrada y salida constante de dinero. Cuentas sanas y cartera de clientes llena.

Como propietario, te dedicas casi íntegramente a las ventas y la gestión. Las horas de trabajo se reducen prácticamente a 35 o 40 horas semanales y los beneficios son mayores. Todo esto dependerá, evidentemente, de que como propietario delegues en las personas correctas.

Si has contratado a conciencia a personas válidas, que sepan qué hacen y que estén especializadas en cada una de las áreas de tu empresa, puedes estar seguro de que el éxito está por venir. Si además consigues crear campañas de marketing profesional y lograr que el boca a boca suponga una gran fuente de contratación de clientes, no hay duda, estás en el camino correcto.

Cada vez que contrates a alguien, deberás ajustar tu organigrama y sistemas de trabajo. En el momento en el que llegues a seis empleados, tu negocio se volverá más complicado en la gestión, pero también mucho más rentable. No prescindas de puestos importantes como el de un contable y un asesor que pueda ayudarte en estos pasos. Tu negocio ya no es una pequeña empresa, y si quieres seguir creciendo necesitarás más ayuda.

Cuarta etapa: las cosas se complican

Pasar a una nueva etapa está motivada por dos razones. Primero, por el deseo de crecer más. Segundo, deseas que la empresa sobreviva después de tu jubilación. Al final, en esta etapa se trata de centrar tus esfuerzos y trabajo en capacitar y asesorar. Formar y contratar. Dirigir.

Ya no serás el responsable de ventas, tienes a un gerente de ventas que se encarga de ese trabajo y lo hace francamente bien. Los jefes de los distintos departamentos serán también quienes se encarguen de contratar y formar a la gente que ingrese en esos departamentos.

Quinta etapa: el final del juego

En esta última etapa, si es que se consigue llegar a ella, las funciones de la compañía, incluida las estrategias, están todas delegadas en terceros. En esta etapa sólo deberían preocuparte tres cosas, si la empresa continuará y con quien, cómo te retirarás y cómo debes medir tu éxito final. El juego ha terminado, la expansión ha sido más que evidente, es momento de pensar en tu futuro una vez termines de trabajar, y preparar a la persona a la que quieres delegar la gestión de tu empresa. 

¿Eres autónomo o empresa y quieres conseguir clientes con menos esfuerzo?
Date de alta y consigue clientes
Una cosa antes de hacer tu comentario: no está permitido incluir teléfonos de contacto, e-mails o enlaces a páginas web externas en este apartado, dicho contenido será moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 comments on “5 etapas que determinarán el éxito de tu negocio”

Recibe noticias en tu email

  • :
Suscribirme a la newsletter
¿Autónomo o empresa?
Consigue nuevos clientes y haz crecer tu negocio
Únete a habitissimo
usercalendar-fullcrossmenu