Suscribirme

Tendencias energéticas y climáticas para 2021

12 febrero, 2021
Miriam Martí

El 2021 seguirá siendo un año de incertidumbre en muchos aspectos. Si bien es cierto que empezamos a ver la luz al fina de túnel, aún quedan episodios por los que tendremos que pasar para ver un ambiente más estable. En el tema energético y climático, 2021 también será todo un reto. A nivel global, parece que hay una conciencia clara. Un consenso en que tanto energía como clima deben ser prioridad dentro de la agenda global, europea y española. Se pueden establecer, así, 7 vectores sobre las tendencias en energía y clima para 2021.

Tendencias energéticas y climáticas para 2021

La evolución de la pandemia y su impacto

Es evidente que una de las tendencias debe ser observar de cerca la evolución de la pandemia y su impacto en energía y clima, además del impacto en la economía. En 2020, aún con esta emergencia sanitaria, el sector pudo mantener más o menos su actividad estratégica gracias al esfuerzo y el trabajo duro. Está claro que la caía de la actividad económica, así como las restricciones, incluidos los confinamientos, supusieron una reducción de la demanda y los precios. Así, 2021 es una gran incógnita. Un año en el que el sector debe centrarse en gestionar las consecuencias de la crisis sanitaria y su evolución a corto y medio plazo.

El miedo es evidente, un fuerte rebote en la economía a nivel mundial y en la demanda de energía afrontan el riesgo de nuevas olas y confinamientos. Hay incertidumbre en muchos aspectos, como en e ritmo de vacunación y e efecto económico de la misma. Lo que parece claro es que para muchos la pandemia ha acelerado la transición energética y en este año deberíamos ver las primeras consecuencias.

El peso de la ciencia y la acción climática internacional

Durante este 2021 seguirá aumentando el peso de la ciencia en la acción climática internacional. Es a única forma que tenemos, a estas aturas, de afrontar un año clave para alcanzar compromisos tan ambiciosos como los que tenemos entre manos, tanto a nivel nacional como a nivel internacional. No hay que olvidar que análisis recientes apuntan a un aumento de temperaturas medias globales de hasta 5 grados para concentraciones de CO2 que dupliquen as de la era preindustrial. Se trata de un terreno desconocido en cuanto a impactos sociales, económicos y ambientales. Las concentraciones de CO2 de 2019 ya fueron las más altas en los últimos 800.000 años, por lo que la ciencia debería ser siempre la guía referente en cualquier acción.

Desafíos de los grandes emisores

Es sabido por todos que los grandes emisores siempre han sido China, EU y EEUU. El nuevo rumbo de a política de Estados Unidos ha creado un ambiente más propicio para las negociaciones climáticas internacionales. Un nuevo compromiso en sus políticas climáticas, energéticas y de recuperación verde.

Una acción climática española ambiciosa

España vivió un 2020 como un año de gran actividad climática. Para empezar, se envió a Bruselas la versión definitiva del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima. Además, también se envió a Cortes el Proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética y se publicó la Estrategia de Descarbonización a Largo Plazo entre otros.

La hoja de ruta en España es clara, emisiones netas nulas en 2050, aunque para llegar ahí, los objetivos se irán consiguiendo poco a poco. Por ejemplo, la descarbonización de España se espera en 2023 o 2025 aproximadamente. Para que toda esta hoja de ruta funcione, 2021 deberá ser también un año con retos y metas.

La recuperación gradual del mercado del petróleo

Este 2021 se espera una recuperación gradual dentro del mercado del petróleo, no obstante, esta recuperación no está exenta de riesgos por a incertidumbre sobre la evolución de la demanda. Hay que destacar que muchas olas sucesivas en 2021, así como retrasos en las estrategias de vacunación, mantendrían el mercado bajo mínimos.

Consolidación de cambios en el mercado de gas natural

2021 también será un año determinante en la consolidación de las tendencias de cambio en los mercados de gas natural. Podríamos encontrarnos con una mayor volatilidad de los precios. Lo que está claro es que este año será determinante para Argelia, el GNL estadounidense en Europa, el Nordstream y el Mediterráneo oriental.

Aceleración de la transición energética y sus implicaciones geopolíticas

Todo el contexto actual y ruta de las agendas globales en esta materia, prevén la aceleración de la transición energética que puede hacer que en 2021 emerjan las primeras manifestaciones geopolíticas y geo-económicas, así como la presentación de los primeros ganadores y perdedores en áreas como a descarbonización, minerales de transición, el hidrógeno o la electrificación.

¿Eres autónomo o empresa y quieres conseguir clientes con menos esfuerzo?
Date de alta y consigue clientes
Una cosa antes de hacer tu comentario: no está permitido incluir teléfonos de contacto, e-mails o enlaces a páginas web externas en este apartado, dicho contenido será moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe noticias en tu email

  • :
Suscribirme a la newsletter
¿Autónomo o empresa?
Consigue nuevos clientes y haz crecer tu negocio
Únete a habitissimo
usercalendar-fullcrossmenu