Suscribirme

Los ingenieros industriales reclaman medidas de seguridad en las instalaciones de calefacción centralizada con gas natural

12 febrero, 2021
Victoria Herrero
Los ingenieros industriales reclaman medidas de seguridad en las instalaciones de calefacción centralizada con gas natural

Cada vez son más las viviendas que utilizan el gas para dotarse de calefacción y agua caliente. Un sistema que procura confort pero a cambio, se debe mantener la instalación en perfecto estado y libre de fugas. Y es que una instalación de gas correctamente mantenida es prácticamente imposible que tenga problemas graves para la seguridad de las personas que viven en el espacio donde está ubicada.

Hace unas semanas tuvo lugar en Madrid un trágico accidente que acabó con la vida de varias personas. Un escape de gas en un céntrico edificio religioso de la capital y que pone en evidencia, para el Consejo General de Ingenieros Industriales, la necesidad de ser más firmes a la hora de adoptar medidas de seguridad en las instalaciones de calefacción centralizada con gas natural. Una manera, aseguran, de llevar a cabo un obligado mantenimiento periódico anual (además de otra inspección complementaria cada 5 años) de dichas instalaciones energéticas en inmuebles.

Unas instalaciones que, como todo, cuentan con una normativa firme en relación a su diseño, instalación, puesta en marcha e inspecciones de las que debe estar al tanto el propietario de cada vivienda o espacio. De no ser así y ante las características de este tipo de instalaciones, que emplean combustible para su funcionamiento, se pueden producir accidentes… en algunos casos con consecuencias fatales como se ha visto recientemente. Y todo debido a la peculiaridad inflamable del carbón, la biomasa, el gasóleo o el gas natural. En definitiva, es esencial minimizar todo riesgo posible como recuerdan desde este ente oficial.

Riesgos importantes

En un ámbito doméstico se emplean hidrocarburos en forma de gas como el butano y el propano. El gas natural está compuesto de metano, propano, etano y otros hidrocarburos. Cuando se produce un escapa de gas en una vivienda, este tiene su origen sobre todo desde los lugares en los que se almacena o por donde se conduce (es el caso de bombonas, tuberías de gas, calderas…), al mismo tiempo que se desencadena una intoxicación por el efecto asfixiante de estos gases.

En los casos en los que se produce una mala combustión, la posible intoxicación se produciría por monóxido de carbono. Y es entonces cuando se ve afectada la salud de los residentes de esos inmuebles: primero al cerebro y el corazón con el riesgo de desencadenar una isquemia, un infarto de miocardio, afecciones en el sistema respiratorio e incluso fallo multiorgánico. Un dato para pensar: con concentraciones de oxígeno atmosférico del 6-8% no es raro que se produzca en instantes la inconsciencia y posterior muerte.

Prevención: mantenimiento anual e inspección cada lustro

¿Cómo es la normativa antes comentada en relación a las instalaciones de gas natural? De acuerdo con este imperativo legal, las instalaciones de gas natural son instalaciones energéticas en edificios en las que la compañía distribuidora, antes de dar suministro, comprueba que todas las normativas se cumplen.

De la misma manera, otro de sus cometidos es supervisar sin error alguno que cada año se lleve a cabo un mantenimiento periódico de las mismas, así como una inspección periódica cada vez que vayan pasando 5 años. Acciones que deben realizarse por parte de una empresa autorizada y registrada en la comunidad autónoma pertinente.

Pero hay más en cuanto a la seguridad vigente para evitar esos accidentes y fugas:

  • Emplear calidades de materiales y procedimientos de unión para evitar las mismas.
  • Un local, donde se ubiquen esas calderas, que cumpla con unas condiciones mínimas de seguridad.
  • Disponer de un sistema de detección de gas ante cualquier concentración peligrosa.
  • Facilitar que dicho espacio ofrezca un correcto sistema de ventilación que asegure que cualquier escape de gas se pueda evacuar sin problema
  • Las salas de calderas deben ser estancas en relación al resto del inmueble para evitar la filtración de una posible fuga a otras estancias del mismo.
¿Eres autónomo o empresa y quieres conseguir clientes con menos esfuerzo?
Date de alta y consigue clientes
Una cosa antes de hacer tu comentario: no está permitido incluir teléfonos de contacto, e-mails o enlaces a páginas web externas en este apartado, dicho contenido será moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe noticias en tu email

  • :
Suscribirme a la newsletter
¿Autónomo o empresa?
Consigue nuevos clientes y haz crecer tu negocio
Únete a habitissimo
usercalendar-fullcrossmenu