Suscribirme

5 equipamientos para evitar helarte trabajando en invierno

13 octubre, 2020
jmrebollo

Aunque nos gustaría estar disfrutando de un clima caribeño todo el año, el invierno existe, y también se trabaja. Es cierto que no todas las regiones de España cuentan con las mismas temperaturas. No obstante, si vivimos (y trabajamos) en una localidad con inviernos duros, hay que estar preparado. Desde botas de seguridad impermeables hasta las chaquetas calefactables.

Hoy te proponemos 5 equipamientos de trabajo para evitar helarte en invierno.

5 equipamientos para evitar helarte trabajando en invierno

Consideraciones generales

Antes de hablar de las 5 prendas en cuestión, hay que tener clara una serie de cosas. Para empezar, es mejor vestirse por capas, pues esto proporciona más protección que una sola prenda gruesa. Aunque no lo creas, las capas de aire que se generan entre las prendas ayudan a aislar mejor el cuerpo del frío. Además, si no contamos con prendas que puedan quitarse en un momento dado, en los momentos de trabajo más duros, puede producirse sudoración excesiva, algo que aumenta las posibilidades de pillar un resfriado de esos de manta y cama. En este punto, recuerda que la capa interna, la que esté en contacto con la piel, debe ser de un tejido transpirable, para poder evacuar la humedad que se produce y mantenerla lo más seca posible.

1. Pantalones con aislamiento

Una de las prendas más importantes son los pantalones de trabajo. Unos buenos pantalones de trabajo serán ligeros, pero a la vez, protegerán a la perfección del frío. El interior, por tanto, debe ser de un tejido que proporcione calor, pero siempre transpirable. No obstante, la parte exterior tendrá que ser necesariamente impermeable. Recuerda que las bajas temperaturas pueden traer nieve, y a primera hora el rocío o la humedad puede calar. Un pantalón impermeable nos ayudará a mantener la humedad exterior controlada.

Aunque hay muchos modelos de pantalones de trabajo, son bastante interesantes los que incorporan tirantes. Una medida de seguridad que hará que siempre estén colocados correctamente.

2. Chaquetas calefactables

Las localidades con climas extremos requieren medidas extremas. Es aquí donde entran las chaquetas calefactables. En los climas más templados, las chaquetas térmicas pueden ser suficiente. No obstante, cuando las temperaturas bajan de 0ºC, mejor hacerse con una de estas.

Las chaquetas calefactables son uno de los inventos más revolucionarios en cuanto a ropa de trabajo se refiere. Aumentan la resistencia a las bajas temperaturas y, de esta forma, permiten una libertad mucho mayor en el movimiento ¿Por qué? Muy sencillo. Al no tener que usar tantas capas, puedes moverte mejor. Funcionan con baterías y tienen distintos niveles de temperatura para que cada usuario escoja la adecuada en cada momento.

3. Guantes resistentes

Los guantes tendrán que usarse por debajo de los 4º C para trabajos ligeros y por debajo de los -7ºC en los trabajos moderados. En caso de que estemos a -17ºC serán necesario los mitones. Recuerda que el algodón no está muy recomendado, pues tiende a humedecerse y mojarse rápidamente. La lana y las fibras sintéticas pueden retener el calor cuando están húmedas.

Estos guantes resisten a las temperaturas más extremas. Tienen un aislamiento superior incluso en temperaturas por debajo de los -22ºC. Además, están diseñados para tener un excelente agarre, tanto en objetos secos como mojados. Mayor respiración de la piel, flexibilidad, comodidad, impermeabilidad y resistencia. Sí, definitivamente también los marcamos como imprescindibles.

4. No descuides el calzado

Unos buenos calcetines siempre vienen bien. Recuerda que por los pies se va mucho frío. Hay quien asegura que si tiene los pies calientes no nota el frío en el resto del cuerpo. Ahora bien, no sólo de calcetines gruesos vives el hombre. También son necesarias las botas de seguridad.

Unas buenas botas de seguridad, aptas para las bajas temperaturas, pueden estar forradas de cuero. El cuero es poroso, por lo que permite que estas botas transpiren, y esto podría derivar en mayor calado de humedad. No obstante, el cuero puede impermeabilizarse con tratamientos.

5. La importancia de la protección facial

Casi el 50% del calor corporal se pierde a través de la cabeza. Teniendo en cuenta estos datos, no es extraño que, a la hora de trabajar con bajas temperaturas, tengamos que cuidar mucho esta parte de nuestro cuerpo. Llevar casco no evita el frío. Lo mejor es usar un gorro de lana o forro polar debajo del casco. Esto evitará la excesiva pérdida de calor.

¿Eres autónomo o empresa y quieres conseguir clientes con menos esfuerzo?
Date de alta y consigue clientes
Una cosa antes de hacer tu comentario: no está permitido incluir teléfonos de contacto, e-mails o enlaces a páginas web externas en este apartado, dicho contenido será moderado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe noticias en tu email

  • :
Suscribirme a la newsletter
¿Autónomo o empresa?
Consigue nuevos clientes y haz crecer tu negocio
Únete a habitissimo
usercalendar-fullcrossmenu